Lo sé, soy consciente de que a priori esta afirmación puede resultar un poco fuerte, pero por suerte o por desgracia todos en algún momento nos hemos podidio sentir intocables. Y con intocables me refiero a esa estabilidad que creíamos nos acompañaría siempre. Pues bien, resulta que un día va y nos abandona, la zona de confort en la que vivíamos se desmorona y la vida que habíamos construido en base a ello se tambalea. Y aunque esta situación sea aplicable tanto a nuestra faceta personal como a la profesional, en esta ocasión me centraré en la segunda.

Los que hayáis (hayamos) vivido en algún momento de vuestra vida profesional una “salida traumática” de alguna de la empresas en la que habéis trabajado, sabéis a lo que me refiero. Resulta que esa estabilidad que creíamos tener se viene abajo, que nuestros planes para seguir creciendo y aportando se quedan en nada, que nuestras expectativas de futuro se quedan en papel mojado. La organización ha decidido dejar de contar con nosotros y ahora nos toca asumir esta nueva situación y comenzar a gestionarla lo antes posible.

Como dice mi compañero, Miguel Ángel Serralvo, el día en que comienzas a trabajar en una empresa, falta un día menos para que te despidan. Por lo tanto, es necesario entender, que en un mercado laboral que avanza a pasos agigantados hacia el trabajo por proyectos, mantenerse activo y siempre disponible es esencial. Creemos, erróneamente, que tener trabajo significa relajarnos y ese es nuestro gran fallo.

Por ello me gustaría compartir aquellos puntos, que estemos o no trabajando, jamás deberíamos dejar de lado:

  • Pensar que las redes sociales no me sirven. Perdonaaa?????? Las redes sociales ya no son una opción como herramienta de búsqueda de empleo, son un canal más, y para muchas profesiones, diría que el prioritario. En cientos de ocasiones he escuchado en mi entorno “a mi las redes sociales no me aportan nada, yo ahora tengo trabajo y no las necesito”. Alma de cántaro, aprovecha precisamente ese momento en el que estás activo para crearlas y crecer. Se convertirán en una herramienta más de marketing que podrás utilizar para darte a conocer y seguir creciendo como profesional.
  • Utilizar las redes sociales solo cuando estoy desempleado: este es para mi uno de los grandes errores que cometemos y de los que peor sensación dejan en aquellos que se relacionan con nosotros en el 2.0. Las redes sociales ayudan a crear nuestra marca, a compartir nuestra esencia, a mostrar al mundo qué hacemos y cómo. Desaparecer como el que baja al estanco a comprar tabaco y nunca vuelve, no es la mejor opción.
  • Descuidar la red de contactos: El hecho de tener trabajo no debería impedirnos seguir asistiendo a jornadas, networking y eventos varios, así como tampoco nos incapacita para seguir cuidando a nuestros contactos tanto en el online, como en el ofline.
  • Infravalorar a colegas de trabajo o trabajadores de otras empresas: la vida da muchas vueltas y torres más altas han caído. Intenta mantener la mejor sintonía posible siempre, nunca sabes quién te podría hacer falta y quién, en un futuro, podría ser tu jefe.
  • Pensar que el partido lo jugamos solo:  último punto y no por ello menos importante. Vivimos en un mercado hiperconectado, que nos permite estar al alcance de cualquiera a golpe de clik. Actuar de forma individualista y aislada, le pese a quién le pese, ya no tiene sentido. Formamos parte de un sistema en el que se comparte y se aporta, en el que se crece y se aprende cada día, y en el que lo hacemos unos de otros. Cuida lo que das y verás como mejora lo que recibes.

En definitiva, nunca olvidemos que NADIE es intocable y que por tanto debemos estar activos siempre. A mi me ha funcionado, y tú, ¿qué opinas?

Anuncios

5 comentarios en “Cuando nos creemos intocables

  1. Totalmente de acuerdo contigo, Alejandro, yo también he sufrido cómo tú dices, una salida complicada de la empresa, y ésto te hace ver la realidad con otros ojos, sin dudas, también he visto caer torres más altas aún, ninguno somos intocables, así que trabajemos por dar siempre lo mejor de nosotros mismos y no creamos que las RRSS hay que cuidarlas sólo cuando estamos buscando empleo, craso error. Un abrazo!

    Me gusta

  2. Has sido un descubrimiento muy interesante….desde el dia 15 de Febrero mi mundo mas o menos estable se ha tambaleado de tal forma que ahora mi futuro es incierto. Todas las inseguridades del mundo han venido a mi junto con muchos miedos…imagino que es reciente y muy normal. En fin seguiré leyendote…..

    Pd: Saluda a mi “Pablo Alboran” favorito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s