Hace meses que quería escribir este post y no ha sido hasta ahora cuando he encontrado el hueco y la templanza para hacerlo. Es posible que si trabajas en el ámbito de los recursos humanos, estas letras no te gusten nada. Lo sé, soy absolutamente consciente de ello, pero por eso mismo motivo las escribo.

Desde hace algunos años vivimos inmersos en burbujas que nos llevan dando vueltas de un lado a otro y que discurren por temáticas de toda índole. Por supuesto, la gestión de personas y talento en las empresas no ha quedado fuera de esta moda. Hasta aquí todo genial. Es decir, si esta superburbuja de talento nos hubiera servido para avanzar, en estos momentos no estaría escribiendo este post y quizás lo estuviera haciendo sobre el gran papel de los Responsables de Recursos Humanos y sus departamentos en la transformación llevada a cabo. El problema es que los cambios profundos y la necesaria transición que deberíamos haber completado ya, aún, en muchos casos, no se ha llevado a cabo. Y por esto y algunas otras cosas, en muchos lugares, sectores y empresas están como están o si me lo permitís, siguen como siguen.

Tras un año 2016 cargado de grandes proyectos, aprendizajes y también, algún que otro sofocón, he decidio traeros hoy a este post los que para mi son los grandes talones de Aquiles de algunos Responsables de Recursos Humanos (por supuesto, no de todos, hay muchos claros ejemplos de trabajo bien hecho y camino recorrido con paso firme).

  1. No sin mi CEO. Entiendo que las decisiones haya que consensuarlas con el máximo responsable de la empresa, pero también entiendo que hay cuestiones del día a día que entran dentro del marco competencial del Responsable de Departamento de RRHH, que no necesitan esta supervisión. Para posicionar nuestros departamentos en el lugar que queremos, no basta con cambiar algún que otro nombre, desarrollar un plan de formación y decir que tenemos un plan de carrera envidiable. Para poner al Departamento de RRHH en la linea de salida junto a otras áreas estratégicas, debemos luchar y conseguir que los máximos responsables entiendan que las personas son las que dan sentido a la organización y que por lo tanto el área de RRHH no puede limitarse a realizar nóminas y efectuar altas y bajas de trabajadores.
  2. Confundir el tocino con la velocidad. Si queremos empresas ágiles y orientadas a resultados, tendremos que ser capaces de asumir riesgos y, en ocasiones, salirnos unos centímetros de la zona de confort para explorar nuevos horizontes. El problema es que en muchas ocasiones confundimos el ser un poco transgresor y disruptivos con saltarnos las normas y al final pasa lo que pasa. Desde la Dirección de RRHH debemos tomar las riendas y estar dispuestos a explorar caminos nuevos, defendiendo estas posturas ante las más altas esferas y apostando por el cambio como único generador de entornos distintos a los ya conocidos. Aunque todo lo que digo parece obvio, podríamos hablar largo y tendido sobre esto. Si os parece en otro post, nos alargamos 😉
  3. No ser un buen ejemplo para las nuevas generaciones. Imparto clase en algún que otro Máster de Recursos Humanos, así como en cursos concretos de diferentes temáticas relacionadas con la gestión del talento. Cuando hablo con los alumnos y me trasladan sus inquietudes y propuestas de cara a futuro me doy cuenta de que se están preparando para trabajar en entornos en los que aún hay un “nivel de caspa” importante. Las ganas e ideas para implantar soluciones y proyectos concretos relacionados con la gestión de las personas no encontrarán cabida en depende que empresas y no porque no sean viables, más bien porque los Responsables actuales no van a ceder ni un milimetro de su cuota de poder para que el “último que llega” implante soluciones “demasiado innovadoras”.
  4. “Yo no necesito reciclarme”. Si, lamentablemente escucho este tipo de cometarios más veces de las que me gustaría. Queridos Recursos Humanos, en un mundo en constante cambio, la formación continua, la apertura al cambio y estar dispuesto a aprender-desaprender-aprender durante toda la vida no es una elección, es una necesidad. Además de contar con una amplia experiencia, el entorno empresarial requiere de profesionales adaptados a los cambios y nuevos conocimientos que casi a diario nos encontramos para gestionar nuestros departamentos.

Por todo esto y alguna que otra cosa que me guardo para próximas entradas, este año quiero pedirles a mis queridos recursos humanos que nos propongamos como El GRAN RETO, convertir el 2017 en el año de la gran revolución y el cambio. Quiero que nos manchemos las manos y que apostemos y creamos 100% en lo que hacemos. ¿Estamos dispuesto?

Anuncios

10 comentarios en “Queridos recursos humanos

  1. Querido Alex, conozco bastantes empresas que no están por la labor de formar a sus trabajadores por competencias. Y como tú bien dices, quien llega de fuera a innovar, no se le valora por nada que no sea como un loco que propone “no sé qué revolución”. Enhorabuena por el artículo, Alex. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Genial post Alex!
    No puedo estar mas de acuerdo, especialmente con el punto 3. Muchos son los compañeros recién titulados que al cabo de 3 o 4 meses acaban desmotivados precisamente por esa “caspa” que aun existe en muchas empresas. Confío en que 2017 sea un año de cambios. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Felicidades Alex, veo que pese a tu juventud y que hace relativamente poco que saliste de las aulas , ya das clases Máster de RRHH a otra gente joven. En materia de RRHH, 2+2 no son 4, ni todo es blanco o negro, siempre hay matices. Quiero decir, que lo que necesita el sector de los RRHH es 1) adquirir mucha técnica y seguridad en su áreas (legal, y desarrollo) 2) ser un partner de referencia en la empresa 3) aprender de marketing donde hace años saben hacer mostrar los resultados de sus acciones de forma gráfica. Pese a vivir en un mundo VUCA (cambiante), ahora más que nunca se necesita que los profesionales de RRHH aporten su valor generalista (legal+desarrollo) y CONSTANCIA. Todo ello siempre desde la honestidad, y la humildad.

    Le gusta a 1 persona

  4. Estimado Alex, primera vez que tengo la oportunidad de leer un post tuyo y estoy completamente de acuerdo, el área de rrhh se ha limitado a tareas operativas en la mayoría de las empresas, sin embargo esto responde a que quienes somos los responsables no hemos encarado estos retos con el propósito de salir de la zona de confort y día a día emprender en nuestro rol hacia un cambio que impacte en la empresa y el negocio- Seguiremos luchando para que esto suceda… Éxitos en este año…

    Le gusta a 1 persona

  5. Me ha gustado bastante el artículo. Soy estudiante de un Máster en Dirección de Recursos Humanos y comparto las ideas plasmadas en este post. Con la poca experiencia que he podido adquirir de momento en el campo de RRHH, el punto 3 es el que más me ha preocupado por el momento.

    Felicidades Alex! un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s