Si queremos hablar de marca personal en España, podemos perder el tiempo con pseudopredicadores de mercadillo o podemos sentarnos y aprender con uno de los referentes. Yo me he decantado por la segunda opción y sin duda alguna, he acertado de pleno. Aportar, crecer y hacer crecer a los demás con sus conocimientos son señas básicas de su ADN como profesional.

Cuando le comenté a Guillem la posibilidad de que pasara por mi blog no lo dudó un momento.  Para mi es un enorme placer que me haya dedicado unos minutos, uniéndose así a la gran familia de Cuestión de #talento. Gracias Guillem por hacerlo tan fácil.

Comenzamos:

1. Defínete en sólo tres palabras.

Todo deja marca.

2. ¿Cómo está siendo este 2017?

Hermosamente loco. No me quiero hacer ilusiones de que la cosa siga así, pero carpe diem!

3. ¿Por qué lo cambiarías todo?

Quizás resulte familiar eso de “por mi hija, mato”. Sería muy romántico decir que por nada. Pero daría algo por una hora más al día. La de caminar por la playa.

4. ¿Cuál sería la banda sonora de tu vida?

La BSO de One from the heart (Coppola) compuesta por Tom Waits, que canta junto a Crystal Gayle. No pararía de escucharla.

5. ¿Con qué película te sientes identificado?

Misterioso asesinato en Manhattan, de Woody Allen. Me veo reflejado en la torpeza de su papel y en el sentido de humor ácido de los personajes de la película.

Por gustarme, elegiría “Un lugar en el mundo” de Adolfo Aristarain (1992). Una delicia.

6. ¿Un libro que siempre te acompaña?

Ninguno fijo. Pero mis recurrentes son El Principito y cuentos de Cortázar.

7. ¿Quién está siempre que le necesitas?

Guille, mi alter ego, mi voz interior

8. Momento que ha marcado tu vida

El 26 de septiembre de 2000, día agridulce en que nació mi hija también supe que mi mujer tenía un cáncer avanzado. Ese día lo cambió todo. Descubrí que las personas tenemos superpoderes (los llamamos valores) que nos guían a desafiar cualquier reto.

9. Si tuvieras que comenzar de nuevo, ¿qué no repetirías de tu vida?

Vendí mi piso para pagar unas acciones de una empresa en la que era director general. Error. 

10. Un lugar al que siempre vuelves.

Moià. Un pueblo donde mis abuelos pasaban el verano con sus 13 hijos y muuuuchos nietos. Creo que ahí conocí la felicidad, la libertad, la amistad, y muchos de los valores que hoy muestro con mis acciones.

11. ¿A quién te hubiera gustado conocer?                 

A Groucho Marx, sin duda. Y también al mejor comunicador de todos los tiempos: Jesús de Nazaret: su libro sigue siendo el más vendido.

12. Ese momento especial del día por el que todo merece la pena.

Soy lo que se conoce como early bird. Mi momento de inspiración cae entre las 6 y las 8h de la mañana. El mundo es mío. Paz, reflexión, caminata.

13. ¿1.0 o 2.0?

Para ser 1.0 hay que conocer el 2.0 a fondo, y a mí me queda mucho por explorar. Soy 1.5.

14. ¿Qué echas en falta en el mundo 2.0?

El factor humano está algo falseado. O somos muy fríos o nos deshacemos en pasiones.

15. ¿Facebook o Twitter?

Twitter, no lo dudo. Es más salvaje, siniestro, cruel, creativo, directo.

16. Un blog que te hace sentir bien.

El de Kevin Roberts: http://krconnect.blogspot.com.es/ cargado de insights e ideas potentes

17. ¿A qué twittero recomendarías y por qué?

Francesc Grau. Cuenta pequeñas historias en su trayecto en tren de 2h diarias que narran los avatares de la existencia humana, del día a día  

18. Eres un referente en marca personal en nuestro país, ¿cuál es tu punto de vista en torno a la legión de “expertos” que han nacido alrededor de esta disciplina? ¿Estamos asistiendo a una moda pasajera en todo lo relacionado con la marca personal?

Como en todas las nuevas profesiones, siempre aparece la figura del aprovechado ¿Te imaginas que todos los que dicen ser coach lo fueran? Pero suelen tener vida corta. En marca personal hubo una chica hace tres años que invirtió un dineral en Adwords para estar siempre ahí. Los pocos que la contrataron no la recomendaron; es una muerte lenta y natural. La profesionalidad pone a cada uno en su lugar, pero los trolls molestan y mucho.

Tengo una particular “manía” con los expertos en SEO, que posicionan palabras clave por puro hobby, para demostrar al mundo que son muy buenos. Y lo son: en SEO, pero no en marca personal. Separar el grano de la paja es difícil para alguien que no sepa manejarse en Google y las redes sociales, puesto que puede caer en las fauces de cualquier especialista en posicionamiento online.  

A mí me ha costado 30 años de experiencia en comunicación ofrecer el producto que ofrezco, y gracias a Dios, crezco por recomendación de clientes, de colaboradores, de amigos.

19. En apenas 7 años el mundo ha evolucionado más que en los últimos 100. ¿Qué ha cambiado, qué no ha cambiado y qué te gustaría que cambiara?

Como dices, han cambiado muchas cosas. Hay más conexiones móviles que personas en el planeta, y más personas tienen acceso a un teléfono móvil que a un WC. Big data, inteligencia artificial, automatización de procesos están hoy sobre la mesa.

Lo que no ha cambiado es la visión egocéntrica del mundo. En el mundo de la empresa, de la política, de las relaciones, aún no nos damos cuenta de la fuerza del trabajo colaborativo, de la capacidad de una suma de personas de multiplicar resultados. Sería genial que el diccionario recogiera una palabra que le oí decir a Javier Remón, un gran tipo: “yosotros”.

Políticos a nómina elaboran una ley para los autónomos. Absurdo. Es la falta de empatía lo que frena el progreso, y también el miedo. El miedo impide avanzar. Si pudiera cambiar algo sería la educación que recibimos de pequeños, que todavía se basa en un modelo del SXVIII, que premia la memorización, el mérito individual, el conocimiento efímero de las materias pero no su comprensión, y la ausencia absoluta de inteligencia emocional, algo que la vida exige cada vez más.

20. Este espacio nace para dar a conocer todo el talento que hay en nuestro país. Danos un ejemplo de empresa, emprendedor y persona anónima que esté luchando para conseguir su sueño y quieras que todos conozcamos.

Aunque no la conozco por dentro, me gusta Amazon, lo que proyecta, su CEO, Jeff Bezos, un promotor del personal branding y un tipo que no deja de pensar en cómo puede ganar dinero pero contribuyendo al bienestar de las personas.

El emprendedor es él, Bezos, y cuando se hable de emprender se debería estudiar su caso: ha cambiado modelos de negocio, ha cambiado nuestra forma de leer, y nos hace más accesibles muchas cosas. Se hizo con Washington Post y con la compañía de aviación Blue Origin. Pero lo mejor: La visión de Bezos es hacer del mundo un lugar mejor, no de su empresa. Los sindicatos le eligieron peor jefe del mundo por inhumano, pero su propósito es lo más humano que conozco. Pasó lo mismo con Steve Jobs. Y con Gandhi. Quizás los que cambian el mundo no tienen por qué ser obligatoriamente simpáticos.

La persona anónima se llama Alejandra. Primera de su promoción en economía, fue contratada por una de las 4 grandes en consultoría. Era su sueño. Pero como Bezos, Alejandra quería que su esfuerzo no sirviera solo para hacer más ricas a algunas personas, sino hacer del mundo un lugar mejor. A los dos años de trabajar en esa empresa se largó, se tomó unos meses sabáticos y ahora trabaja, cobrando menos, para una empresa que promueve organizaciones sostenibles. La importancia del propósito, de la visión. Un ejemplo.

21. ¿A qué profesional, del mundo del empleo, la marca personal o las redes sociales te gustaría que entrevistáramos en nuestra sección?

No he tardado un segundo en tenerlo claro. Me encantaría que entrevistes a un tal Alejandro Durán. Y amenazo: como no lo hagas tú lo haré yo. Un abrazo, maestro!

Anuncios

4 comentarios en “Cuestión de #talento con @guillemrecolons

  1. Un honor formar parte de tu familia de pequeños locos, Alex. Nuestra desvirtualización está próxima, lo intuyo. Siempre apetece conocer a alguien cuyos valores y proximidad van por delante de todo. Gracias por esta entrevista, amigo. Un abrazo grande!!!

    Le gusta a 2 personas

  2. Hola, me ha gustado la entrevista al Sr. G Recolons. Por lo que quiero compartir dos cositas. Una es que me ha conmovido cuando menciona el nacimiento de su hija al mismo tiempo de que se entera de la enfermedad de su esposa…Mis respetos. Y la segunda es que estoy en total acuerdo cuando usted menciona la forma retrógrada de impartir la educación en este siglo XXI, sin tomar en cuenta los estudios científicos que han arrojado como resultado que el hombre cuenta con esa parte emocional tan importante que con ella cuenta para todo y que cada vez la exterioriza con más libertad. Entonces, no enseñan a pensar sino a memorizar…Muchas gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s