Comenzamos temporada 2018 en el blog y he decidido hacerlo con un tema que me apasiona y  que no es otro que asesorar y orientar a las personas para que encuentren trabajo. Lo sé, sé que se han escrito miles de artículos y post sobre este tema pero necesitaba compartir contigo mi experiencia y mi horas de acompañamiento, formación y seguimiento a personas, que como tú, se encuentran en estos momentos buscando trabajo.

Este post es el primero de una trilogía donde te iré marcando la pauta que considero en estos momentos es más efectiva. Pero para comenzar la casa por los cimientos y no por el tejado, vamos a ver, en un primer momento cuáles son las causas que están provocando que no encuentras ese trabajo que con tanto esfuerzo buscas. Para ello te propongo que te hagas estas 3 preguntas básicas:

1. ¿Qué estás ofreciendo al mercado?

Estoy absolutamente seguro que ya has contestado a esta pregunta antes. Seguramente en todos los cursos, charlas, conferencias, webinars…etc a los que hayas asistido.

Pero ahora en serio, te has parado a pensar y a estructurar lo que puedes ofrecer al mercado. Y con eso no me refiero solo a que tú lo tengas claro en tu cabeza, sino que además esté recogido en algún sitio, ya sea un documento, CV, portafolio, página web, blog. Donde quieras, pero en un lugar donde puedas leerlo e interiorizarlo. Si has contestado a la pregunta de manera afirmativa quiero que pases a un segundo nivel, intentado ser un poco innovador, me cuentes si eso que ofreces aporta valor añadido al mercado o es uno más entre la multitud.

En un mercado saturado, ser capaz de encontrar la diferencia, por pequeña que sea, puede ser la llave para que tú seas la persona adecuada. Sólo hace falta buscar y encontrar.

2. ¿Cómo lo estás ofreciendo?

Perfiles en redes sociales siguiendo los consejos de “gurús” y expertos, un CV atractivo, una marca personal maravillosamente trabajada, unas tarjetas de visita que no dejan indiferente. Todo eso está genial y sin duda, es un soporte necesario para llegar a tu objetivo, pero nunca olvides que el seleccionador no va a comprar solo eso. De nada servirá que todo el embalaje sea TOP, si lo que encontramos al abrir el paquete no mantiene el estándar de calidad.

Así, al hilo de esta pregunta, te propongo que le des una vuelta a cómo ofreces en el plano corto lo mucho que tienes. ¿Cuidas tu imagen, tu comunicación, tu capacidad de escucha?, ¿sabes identificar lo que realmente se está solicitando en una oferta y eres capaz de enviar la información que el seleccionador necesita?, ¿si ya has llegado a la entrevista, eres capaz de destacar tus competencias e identificarlas con situaciones concretas que ya has vivido en otro trabajo o en una situación anterior en tu vida? Si tu respuesta es afirmativa, deberías estar cada vez más cerca de conseguir tu objetivo.

3. ¿Por qué razones compararías tú eso que ofreces?

Esta es quizás la pregunta más complicada de responder de las 3. Podemos llegar a ser muy buenos en todo lo relacionado con el marketing pero a la hora de identificar el mirlo blanco, ahí es donde comienza el problema. Si ademas ese mirlo blanco eres tú, para de contar. En ocasiones he visto estrategias de empleo muy bien trazadas y con la parte táctica muy bien trabajada pero que eran incapaces de detectar el por qué eran el producto más viable.

Aquí es donde la mayor parte de las veces nos atascamos y entramos en modo bucle. Debes ser capaz, antes de lanzarte a ofrecer y ofrecer, tener identificados y correctamente trabajado ese valor añadido que, a modo de as en la manga, te permitirá dar el golpe de efecto en el momento adecuado.

Te animo a que reflexiones sobre cada una de estas preguntas y te facilito mi email hablemos@alexdurana.com por si quieres compartir conmigo las respuestas. Estaré encantado de poder ofrecerte, desde mi humilde opinión, mi feedback más sincero y enriquecedor.

Para terminar también te invito a que vayas haciendo una serie de tareas de cara al próximo post. Para ello te voy a pedir que hagas un listado de aquellas acciones o estrategia que estás siguiendo en estos momentos, indicando los resultados que has obtenido en cada una de ellas. Por otro lado, también me gustaría que pudieras recoger en otra lista distinta, aquellas cosas que crees podrías hacer pero que no estás haciendo porque no estás seguro de que sean las adecuadas.

¿Aceptas el reto?

Anuncios

2 comentarios en “¿Por qué no encuentras trabajo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s