Hoy también es el día de la mujer

Hoy también es el día de la mujer

Y mañana y el próximo lunes y dentro de 1 mes. Esta reivindicación debería celebrarse los 365 días del año mientras haya una sola mujer que cobre menos que un hombre por realizar el mismo trabajo, mientras una mujer no pueda desarrollarse profesionalmente porque decida crear una familia o mientras se sigan realizando procesos de selección donde se las excluya por el simple hecho de ser mujer, o madre o querer conciliar su vida personal o profesional.

Más de 27.000 mujeres mayores de 45 años buscan 
su primer empleo.  
Equipos y Talento
Casi el 50% de las mujeres españolas no tienen empleo.
Público.es
Solo uno de cada diez altos directivos en España son mujeres.
Expansión

Esto es solo una pequeña muestra de la situación de la mujer en nuestro país. Por lo tanto, encontrar en la prensa titulares como este cada mañana no es más que un claro indicio de que el trabajo que aún queda por hacer es mucho. Queda muy bonito y “muy vendible” por parte de organismos públicos y entidades varias realizar actos el día 8 de marzo, pero quedaría aún más bonito si este compromiso con la iguladad se siguiera celebrando y trabajando cada día, desarrollando políticas que verdaderamente estén encaminadas a solventar esta discriminación, actuando de manera igualitaria dentro de las empresas.

El compromiso con la igualdad real no es algo baladí, ni tema que se pueda solventar con salir en una foto diciendo que luchamos y que estamos muy concienciados con el tema. La lucha por los derechos y la igualdad real debe ser un eje transversal en todas las actividades que se lleven a cabo, ya sea por parte de organismos públicos o privados. No se trata de cuotas o de bonificaciones, hablamos de personas a las que tenemos que tratar de igual forma porque es lo lógico y lo razonadamente aceptable.

En mis más de 12 años de trayectoria profesional he tenido la enorme suerte de rodearme de manera mayoritaria de grandes mujeres de las que he aprendido todo lo que soy y por las que cada día me levanto pensando que la lucha no ha hecho más que comenzar.

Hoy 9 de marzo quiero rendir mi especial homenaje a todas esas mujeres que forman parte de mi vida y con las que lucho, codo con codo, por la igualdad real. Gracias Charo Moreno y Julia Crespo, mis dos heroinas invisibles con las que lucho por dar visibilidad a la mujer mediante nuestro gran proyecto “Ideas en Femenino”. Gracias por invitarme a este gran reto y por seguir luchando por nuestro sueño.

Gracias a todas mis invitadas que han pasado por el blog aportando un poquito de su historia y consiguiendo que Cuestión de #talento sea mi tesoro más valioso. Laura Chica, Noemi Vico, Emma Salamanca, Eva Collado, Sonia Rodrígiuez Muriel, María Luisa Moreno-Zumo de Empleo, Raquel Roca, Carmen Soler, Belén Jurado, Sonia Chacón entre otras muchas.

GRACIAS por demostrar que el talento en femenino es necesario e imprescinidble para seguir creciendo.

A los hombres se les enseña a pedir perdón por sus fallos,
a las mujeres por sus éxitos.
Lois Wyse

Mirando para otro lado

Mirando para otro lado

Y así nos pasamos la vida, mirando para otro lado. En ocasiones porque no nos queda más remedio, en otras, por no querer afrontar lo que ocurre, en la mayoría, porque es más facil hacer como que no vemos lo que está ocurriendo. Lo cierto en todo esto es que nos hemos acostumbrado a que nada nos duela, a que nada nos perturbe, a que nada nos saque de nuestras casillas.

Estamos tan anestesiados que necesitamos que un chaval de 11 años decida terminar con su vida porque es la única salida que encuentra al calvario que otros niños le están haciendo pasar. Necesitamos tragedias de esta magnitud para que nuestos dirigentes decidan poner en marcha protocolos efectivos de detección y actuación ante casos de acoso escolar. Necesitamos muertes para que dejemos de mirar para otro lado y nos centremos en lo que de verdad importa.

Sin duda, todo esto que ocurre no es ni mucho menos un problema actual, los que hemos sufrido en carnes propias o en las de personas cercanas y queridas estas situaciones sabemos de lo que hablamos. Sabemos lo que es que las lágrimas te devoren los ojos porque no puedes derrumbarte ante la lógica aplastante de un pequeño de 6 años que con aboluta entereza y madurez te explica que sufre agresiones verbales y físicas por el mero hecho de ser diferente, o ni siquiera por eso, simplemente por el hecho de no encajar en lo que algunos estiman que es oportuno.

Ya me lo preguntaba el otro día y aunque tengo una amplia batería de respuestas me niego a conformarme con ellas. Me niego a que se sigan produciendo situaciones como esta, que haya niños que, sin apenas haber tenido opción a vivir, decidan abandonar y marcharse, porque es su única opción. Me niego a que haya todo un sistema mirando para otro lado porque es más facil hacer como que las cosas no suceden. Me niego a creer que haya padres que lo puedan estar haciendo tan mal como para estar criando monstruos. Me niego una y mil veces a mirar para otro lado.

¿Dónde han quedado nuestros valores? ¿Hasta cuando vamos a tener que seguir viviendo situaciones como esta? Espero que mis preguntas tengan respuesta algún día. Espero que pronto dejemos de mirar para otro lado y centremos nuestra mirada y más importante aún, nuestras prioridades.