Bienvenido septiembre

El verano llega a su fin y da paso a la nueva temporada, que en la mayoría de los casos vendrá cargada de apasionantes proyectos, retos estimulantes que alcanzar y nuevos caminos que recorrer.

En Cuestión de #talento hemos tenido tiempo para parar, mirar atrás, reflexionar y decidir hacia donde queremos seguir avanzando. Y como no podía ser se otra manera hemos llegado a la conclusión de que vamos a seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer que es compartir nuestras experiencias, apostar por el talento y especialmente por el talento en femenino y sobre todo seguir aportando lo mejor que tenemos dentro de nosostros mismos.

Así que no nos queda más que darle la bienvenida a septiembre y ponernos en marcha . ¿Nos sigues?

 www.alexdurana.com

Anuncios

Ideas en Femenino, #talentoenfemenino

La tarde de ayer fue de esas que se quedan grabadas en tu memoria para siempre. Tarde de emociones, amigas, confidencias y sobre todo tarde de mucho talento, de talento en femenino. El Hotel Vincci Posada del Patio, de la capital malagueña, volvía a reunir una vez más a esas grandes mujeres que nos demuestran cada día que el esfuerzo y la constancia siempre tiene su recompensa.

FullSizeRender

Ideas en Femenino celebraba su XII edición, con el deporte como hilo conductor y unas invitadas de auténtico lujo. Mariola García, ganadora de los 101 kms de Ronda como deportista malagueña y Xisela Aranda, 6 veces campeona de España de Squash, eran las encargadas de erizarnos la piel con sus historias de lucha y superación en un mundo, el del deporte, fuertemente masculinizado y donde las disciplinas minoritarias luchan cada día por ocupar el hueco que por meritos propios les pertenece.

Además tuvimos la suerte de contar con el testimonio de una voluntaria de la Asociación Española contra el Cáncer AECC, Rosalía Cortés,  que a través de sus palabras e historia personal nos demostró que la lucha contra el cáncer se hace mucho más llevadera cuando tienes personas a tu lado que te animan y apoyan y sobretodo te hacen ver que aunque largo y lleno de obstáculos, se puede llegar a la meta. Para todo el equipo que forma Ideas en Femenino es un auténtico placer poder colaborar edición tras edición con esta gran asociación que tanto lucha por hacer más llevadera esta enfermedad a todos los pacientes que la sufren. Desde aquí un gran abrazo a todo su equipo, representado en este evento por Bonifacio Martín.

Otro de los grandes momentos de la tarde lo protagonizaran las hermanas sevillanas, Leticia y Mónica Varela, que con su atrevida propuesta emprendedora nos dejaron a todos con la boca abierta. www.popupsevilla.com es su singular apuesta por el arte, la moda y la gastronomía en un concepto fuera de todo tipo de cánones y convencionalismos.

Sin lugar a dudas una edición que pasará a la historia de estas jornadas por el alto grado de empatia, ilusión y ganas de seguir luchando que se respiraba en el ambiente y que volvieron a convertir a Ideas en Femenino en el gran evento de empoderamiento y puesta en valor de la mujer. Seguimos construyendo.

El síndrome de los seres atormentados

El síndrome de los seres atormentados

El síndrome de los seres atormentados es esa especie de mal que sufren algunas personas cuya única motivación en su día a día consiste en quejarse de lo desgracidados que son, de lo mal que les trata la vida y de la suerte que tienen los demás. A todo ello ayudan en gran medida algunos “expertos” que se empeñan en hacerles creer que verdaderamente son todo eso que creen y que lo suyo no tiene solución. En alguna ocasión te habrás encontrado con alguno de ellos. Están por todas partes. Son el fruto de un entorno falto de optimismo y de sueños. Son la consecuencia de una falta de coraje y ambiciones que les permitan un cambio de actitud. No saben sentir ni comportarse de otro modo. Quizás nadie les haya enseñado a hacerlo de otra manera, pero lo que está claro es que ellos tampoco ponen mucho de su parte.

Después de estar casi un año analizando a esta rara especie me he dado cuenta que el entorno ejerce una presión negativa, es decir, que en muchos casos, estas personas son la consecuencia de su circunstancia y de su falta de proactividad y coraje. Han crecido o se han desarrollado en entornos hostiles y en la mayoría de los casos no han sabido mantenerse al margen de esta mala influencia. Nuestra sociedad actual ayuda también a perpetuar este síndrome ya que les ayuda a autocompadecerse, a caer en el agujero y en lugar de tenderle escaleras, les da herramientas para que construyan muros.

Es importante no confundirlos con la gente tóxica, porque a diferencia de ellos, en la mayoría de los casos no son conscientes de esa negatividad que desprenden. Es decir, no van a intentar hacerte daño, ni influirte en nada (como harían sin dudar la gente tóxica), pero su actitud y forma de comportarse a la hora de tomar decisiones, de avanzar, en definitiva, de vivir, son muy peligrosa y contagiosa.

Aunque no soy médico creo que por una vez en mi vida voy a pecar de intrusismo y les voy a recetar unas cuantas recomendaciones para intentar disminuir, en la medida de los posible, los síntomas de este grave síndrome:

  1. Deja de que-jar-te. Las cosas no van a cambiar por el simple hecho de llorar y llorar. O te pones manos a la obra y decides tomar el control o lamento decirte que este síndrome se convertirá en algo crónico.
  2. De ti y solo de ti depende lo que te pase en la vida. Vale, vale, ya sé que habrá muchos que me digáis que el entorno condiciona y mucho. De acuerdo, acepto la apreciación, pero lo que está claro como el agua es que si pones de tu parte, luchas como si cada día fuera el último e intentas cambiar lo que ocurre a tu alrededor, quizás el entorno te tome en serio y decida darte una oportunidad.
  3. La envidia hacia lo que los demás han conseguido además de no llegar a ningún sitio, te puede generar una úlcera. En lugar de envidiar lo que otros tienen, porque no te paras a ver que es lo que esa otra persona ha hecho para estar ahí o para llegar donde ha llegado y te pones a trabajar. El éxito nunca es gratuito, los sacrificios que hay que enfrentar es lo que hace que mucha gente decida ni siquiera intentarlo.
  4. Somos es resultado de las 5 personas con las que más nos relacionamos, por lo tanto, elige bien. Llena tu entorno de personas positivas, optimistas, luchadoras, convencidas de que entre querer y poder sólo hay una palabra, esfuerzo.

Es fácil, verdad? 4 medicamentos muy baratos y de los que te garantizo al 100% su eficacia.

Llegados a este punto y como colofón al tratamiento contra el síndrome de los seres atormentados tenemos dos opciones, tú eliges la que más te guste:

  1. Vivir sin más, sin pena ni gloria, sin mariposas en el estómago, sin correr riesgos, sin mirar atrás, sin lamentarnos de lo que no hicimos, de las personas y ciudades que nos conocimos, de los proyectos en los que no participamos, de los besos que no robamos, de las sonrisas cómplices que no cruzamos…
  2. O podemos VIVIR, en mayúsculas, con paso firme y con la seguridad de que cuando llegue nuestro momento todo habrá valido la pena.

Ideas en Femenino

Cuestión de #talento, en su decidida apuesta por poner en valor todo lo relacionado con el talento en femenino, se une como organizador al evento Ideas en Femenino. Foro de encuentro, que celebra con esta primera cita de 2015 su XI edición, donde mujeres que son referente de la sociedad española en diferentes ámbitos, se dan cita para hacernos partícipes de su historia personal y profesional de trabajo, esfuerzo y superación. Junto a dos grandes compañeras como son Charo Moreno y Julia Crespo, pretendo aportar mi forma de entender el talento en femenino con el único propósito de seguir creciendo y compartiendo otra manera de entender y hacer las cosas.

Con un formato ameno y distendido nos adentraremos en la historia de dos grandes invitadas como son Remedios Miralles, Directora Corporativa de RRHH del Grupo Peñarroya y Sonia Rodríguez Muriel, Directora de RRHH de la empresa Taghleef Industries. Siempre desde el respeto y desde la más absoluta admiración hacia dos mujeres que son referentes en el sector de los Recursos Humanos, que han apostado siempre por las personas antes que por los recursos y aportando ese toque especial que hace que cada uno de los proyectos que pilotan sean éxitos absolutos. Con ambas me une una relación no solo en el ámbito profesional sino que también son dos mujeres a las que admiro y aprecio, por su capacidad de lucha, de hacer que las cosas sucedan y demostar que aunque a veces parezca inalcanzable, lo imposible sólo tarda un poquito más

No podemos olvidarnos de que Ideas en Femenino también es un formato que nace con el firme propósito de ayudar y apoyar a aquellas organizaciones que aportan valor a la sociedad y es por ello que nuestro compromiso con la Asociación Española contra el Cáncer sigue más vigente que nunca. Apoyo y ánimo para todas aquellas personas que le hacen frente cada día a esta dura enfermedad y que son también ejemplos de esfuerzo y superación.

cabecera_fb_IeF

La cita será el próximo jueves 19 de marzo en las instalaciones del Hotel Vincci Selección Posada del Patio, a partir de las 19.00h. Por motivos de aforo es necesario confirmar asistencia.

Seguimos creciendo, seguimos construyendo.

Fallar está permitido

He fallado, debo confesar que he fallado. Una y otra vez, a veces de forma premeditada y la mayoría sin pensarlo. Vivimos en una sociedad que nos exige la perfección y que no nos da espacio para el fallo, para caernos y levantarnos, sin que por ello tengamos que pagar un peaje. Estamos demasiado volcados en ser todo lo perfecto que los demás esperan de nosotros. Tanto en nuestra faceta personal como en la profesional el fallo está mal visto, es poco tolerado.

Sobretodo en el ámbito profesional el error, la duda, el fallo, son poco aceptados por jefes que en muchos casos ocultan ante estas situaciones una falta de liderazgo y de gestión de equipos importante. Gestores de equipos que proyectan sus estados emocionales o su falta de capacidad en estas situaciones, que deben ser asumidas como normales y casi como necesarias para el normal funcionamiento del grupo. El error forma parte de cualquier proceso, es consustancial al éxito y en muchos casos, la única vía para llegar a ese punto que nos hemos o nos han marcado.

no-tengas-miedo-a-fallar

Fallar es señal de que lo estamos intentando, de que que tenemos puesto todo nuestro empeño en conseguir aquello que se nos ha encomendado. Debemos aprender a ver el fallo como algo normal, como algo inherente a nuestro día a día. El fallo nos debe servir como aciate para continuar en nuestra lucha hacia el éxito. Ahora bien, nunca podemos esconder una falta de capacidad o de competencia en un fallo continuo. En este caso estaríamos encariñándonos con la piedra del camino y eso es igual de intolerable que no permitir fallar.

“Debemos enseñar que no es una deshonra fallar

y que se debe aprender a fallar inteligentemente,

ya que fallar es el arte más grande del mundo.”

Charles Kettering

Llegados a este punto son muchas las actuaciones a llevar a cabo y no sólo en el mundo empresarial, sino desde mucho más abajo. Ya en la escuela debemos inculcar esta tolerancia al error. Los fallos no deben ser penalizados, sino más bien incentivados y promovidos como herramienta de aprendizaje. La cultura del “vencedor y vencido” debe quedar desterrada. Fallar y poder perder deben ser dos opciones más. De este modo conseguiremos que los más pequeños conciban el fallo como algo posible dentro de su vida. El fallo sólo será un paso más en el camino hacia la consecución de sus objetivos. De esta manera creo que podríamos tener muchos menos niños frustrados y con mayor capacidad de adaptación a las situaciones que la vida les irá presentando.

En definitiva, tanto en la vida como en los entornos empresariales debemos abrir la mentalidad y modificar determinados cánones establecidos para conseguir organizaciones y personas más flexibles y tolerantes al no éxito cortoplacista. Permitir fallar debe ser una premisa para seguir avanzando y creciendo.

Mucho trabajo por hacer

La semana pasada tuve el placer de asisitir al que quizás sea el encuentro de directivos más importante que se celebra en mi comunidad autónoma. Os hablo de Andalucía Management, sin duda un evento de primer nivel, que sirve de termómetro para hacer una valoración del estado del tejido empresarial andaluz. Ponentes de primer nivel como Anxo Pérez, Ana María LLopis, Josu Ugarte, Jose Carlos Díez y Ana Plaza entre otros. Una experiencia increible y recomendable pero que me hizo reflexionar sobre una situación que desgraciadamente aún seguimos padeciendo en las empresas españolas.

En torno a 230 participantes, del que sólo el 25% eran mujeres. Un dato muy significativo y del que puedo sacar, aún a riesgo de parecer populista y extremista, una única conclusión. Nos queda mucho trabajo por hacer para que la inclusión de la mujer en la empresa española, en puestos de dirección y alta dirección, sea una realidad. Nunca he estado a favor ni de las cuotas ni de las paridades, por el mero hecho de pertenecer a un sexo u otro, pero si de dar mayor visibilidad y protagonismo a la mujer. Creo que por delante de cuestiones de sexo, está el talento y la valía profesional. Me cuesta creer que en este país no existan mujeres capaces de estar al frente de empresas relevantes (haciendo una excepción en las empresas tecnológicas donde la mayor parte de CEOs y directivas son mujeres).

El periódico ABC recogía el pasado 2 de junio una noticia sobre la situación de la mujer en la empresa española, con un titular que animaba a realizar una profunda reflexión Solo 1 de cada 10 altos directivos en España son mujeres. Desde la Unión europea se está comenzando a legislar en esta materia para conseguir una mayor presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad. Sin duda un dato esperanzador, teniendo en cuenta que el 45% del mercado laboral está copado por mujeres y un 60% de los egresados universitarios cada año también son mujeres.

Estos datos nos llevan a otro debate aún más profundo y necesario, que pide a gritos grandes reformas estructurales en lo que a hábitos y modelos productivos se refiere con el objetivo de poder facilitar la conciliación, tanto para hombre como para mujeres, favoreciendo por tanto la verdadera llegada de las mujeres a estos puestos, que hasta ahora y según todo indica, seguirán en manos masculinas.

Sin duda nos encontramos ante un momento único, donde tras el huracán parece que comienza a llegar la calma. Un momento ideal para comenzar con los cambios necesarios para que la inclusión de la mujer a todos los niveles en el complejo mercado laboral sea una realidad. Dejar atrás prácticas desconcertantes como la de pagar salarios inferiores por la realización de trabajos similares a los que realiza un hombre, que el hecho de crear una familia sea una auténtica traba y en muchos casos un verdadero problema, o que la tan prostiutida y denostada conciliación pase a ser una realidad y no solo un manual de buenas intenciones.

Para conseguir estos propósitos debemos comenzar a cambiar mentalidades y denunciar determinadas prácticas que se llevan a cabo y que además de atentar notoriamente contra la dignidad, hacen un flaco favor a la bonita profesión de reclutar, seleccionar, desarrollar, gestionar y fidelizar el talento. Cuantos de nosotros no nos hemos encontrado en alguna ocasión con determinadas empresas que llevan a cabo estas prácticas abusivas y denigrantes o que establecen filtros de dudosa ética.

Para terminar os dejo con una artículo que recoge a Las 100 mujeres más importantes en España, con una clasificación muy interesante donde podremos descubrir a mujeres que, aunque en muchas ocasiones sean poco conocidas, ocupan puestos de máxima responsabilidad tanto en empresas como en medios de comunicación, ciencia e investigación, deporte, cultura, etc.

Mujeres españolas directivas http://www.enfemenino.com

 

No estamos locos, somos millennials

No estamos locos, somos millennials

Independientes, descarados, hiperconectados, insensatos, ególatras, ambiciosos, optimistas, críticos, sociales, participativos, etc. Estos son algunos de los calificativos utilizados para describir a una de las generaciones mejor prepaparadas de la historia y a la vez más castigadas por la situación económica mundial. Para ellos la tecnología forma parte de su día a día y las fronteras únicamente existen en los mapas. Las redes sociales son su medio natural y su forma de entender el trabajo ha provocado una brecha con generaciones anteriores.

Algunos los tachan de locos y de no estar dispuestos a asumir determinados sacrificios, mientras otros los ven como el futuro, como la generación que ha llegado para cambiar las cosas y no por ser mejores ni peores que las generaciones anteriores sino más bien porque su forma de entender el entorno en el que se mueven es radicalmente distinto. Se mueven como pez en el agua en los medios digitales y las redes sociales no les suponen ningún reto. Han aprendido que el amor a la empresa para toda la vida ya no existe y no están dispuestos a que nadie les coarte su libertad y sus ganas de crecer profesional y personalmente.

La titulitis y las medallas no les interesan, para ellos el trabajo es sólo un medio y no un fin. Sus prioridades son otras. Su futuro y su felicidad no dependen de un contrato indefinido o de un coche de empresa. Su trabajo está aquí o allí, en aquel lugar donde le permitan crecer y satisfacer sus necesidades de crear y contribuir. Este es uno de los principales handicap con los que se encuentran cuando llegan a empresas donde la mentalidad aún no ha evolucionado hasta estos niveles. Por eso muchos de estos grandes talentos huyen de nuestro país en busca de entornos más receptivos a esta nueva forma de entender el trabajo y la vida.

La situación que se presenta es cuanto menos desafiante. Las empresas deben adaptarse a esta nueva forma de entender el mercado laboral, más flexible aunque también más precaria, pero al fin y al cabo adaptada a lo que las nuevas necesidades van solicitando. Ya vamos viendo pequeños amagos de flexibilidad aunque el trabajo que aún queda por hacer es mucho. Los millennials han recibido una herencia compleja y pese a que se las han dado todas las facilidades posibles para optar a un futuro brillante, la sombra de la crisis es alargada. Dicen que fue algo que nada ni nadie podía suponer pero lo cierto es que las consecuencias las están sufriendo especialmente esta generación joven y sobradamente preparada. Cada generación se enfrenta a una serie de circunstancias que la marcan y definen. Esto ha hecho que a los integrantes de esta generación se le hayan achacado una serie de comportamientos o actitudes (para muestra la portada de Time que ilustra este post) que para nada se corresponden con la realidad o al menos de forma mayoritaria.

En definitiva, permitamos a esta generación millennials que nos demuestren todo lo que tienen y son capaces de hacer, permitamos que nos empapen con su espítiru tecnológico, con su manera de entender la empresa, con su forma de entender el trabajo, con su manera de entender el mundo y las relaciones sociales. Dejemos que nos demuestren que están preparados para cambiar el mundo, dejemos que nos demuestren que nos están locos, que simplemente son diferentes, simplemente millennials.